Limpieza dental, responsabilidad de papi y mami.

La limpieza dental es un hábito que se debe enseñar en casa. Y es que para que un niño aprenda la manera correcta de cepillar sus dientes, enseñarlo en los primeros años de vida es fundamental.
En esta tarea, el acompañamiento de los padres es importante para que los niños sepan hacerlo bien estando solos o no.
Y esta labor se extiende más tiempo del que papi y mami piensan. ¿Cuánto más? Lo ideal es que se prolongue hasta los 8 ó 10 años. Aunque suene a exageración, es hasta esta edad que muchos niños necesitan del acompañamiento de sus padres para realizar una excelente rutina de limpieza y dejar sus dientes sin residuos de comida.
Aquí, la responsabilidad es de los padres, puesto que los pequeños están en una edad en la que los juegos y la diversión ocupan la mayor parte de su tiempo, por lo que el cepillado suele ser rápido, sin reparo.
Enseña a tu hijo cuáles son los movimientos del cepillo para alcanzar todos sus dientes, la forma en que se debe aplicar la pasta dental e, incluso, la manera en que debe utilizar el hilo dental.
Recuerda que a los 6 años es la aparición de la primera muela permanente y es importante que ayudes a tus hijos a no olvidar introducir el cepillo hasta atrás, para evitar la aparición de caries en esta pieza.
No olvides que para lograr una excelente rutina de limpieza dental no hay fórmulas mágicas, ni recetas, sino que lo importante es limpiar las superficies externas e internas de los dientes, así como la superficie de masticación y la lengua.
Aprovecha el tiempo compartido con los niños en tu casa y acompáñalos cada vez que puedas en su cepillado diario para forjar el hábito que les ayudará a tener siempre una sonrisa saludable y hermosa.

No olvides que las revisiones periódicas por el dentista son de suma importancia, mas vale una gota de prevención que un océano de curación!

Puedes ponerte en contacto con nosotros Aquí!